Algas: Tipos, características, estructura y reino protista

Algas: Tipos, características, estructura y reino protista

El estudio de las algas es un campo realmente apasionante. Aquí podrás encontrar informacióncaracterísticas y curiosidades sobre estas plantas marinas que jamás habrías imaginado. ¿Quieres acompañarnos en este viaje?

¿Que son las algas?

Las algas son organismos vegetales acuáticos unicelulares o pluricelulares capaces de realizar la fotosíntesis utilizando la energía luminosa de la luz solar (también llamados seres fotótrofos).


Se estima que mediante la fotosíntesis oxigénica, las algas producen el 50% del oxígeno del planeta, no está nada mal, ¿verdad?.


Las algas son el primer eslabón de la cadena trófica marina. Se las puede encontrar tanto en agua dulce como agua salada, y su número se cifra en unas 30.000 especies de algas diferentes.

En las épocas en las que la energía luminosa, así como la concentración de sales minerales es abundante, en la superficie del mar se aprecia de un color verdoso. Esto es debido a la proliferación del fitoplancton.

Estos organismos vegetales pertenecen al reino protista o reino protoctista. Este reino abarca todos los organismos eucariotas (organismos formados por células con núcleo verdadero) que no se pueden clasificar dentro de ninguno de los otros cuatro reinos: reino animalia (reino de los animales), reino plantae (reino de las plantas), reino fungi (reino de los hongos) y reino monera (reino de las bacterias).

El hábitat de las algas

Las algas son organismos vegetales autótrofos, es decir, dependen del agua o de un medio húmedo para vivir, y teniendo en cuenta la cantidad de hábitats en el planeta con estas características, podemos encontrar algas viviendo en medios tan diversos como:

Fondos marinos sobre las rocas, arena o fango.
Regiones polares
Medios subaéreos, terrestes o aguas termales
– En simbiosis con otros organismos, como los líquenes, compuesto de algas y hongos, o en tejidos de las esponjas y corales.

rana entre algas

Estas plantas marinas necesitan la luz para realizar la fotosíntesis y transformar la materia inorgánica (CO2, agua y sales minerales) en orgánica. Por este motivo las algas suelen situar en la zona fótica de los mares, es decir, aquella donde llega la luz y que en el mejor de los casos puede alcanzar los 200 metros de profundidad.

Los pigmentos de las algas son simplemente una adaptación a las diferentes profundidades. Por ejemplo, en las zonas más superficiales podríamos encontrarnos con las algas verdes o cianofíceas, a continuación encontraríamos las algas pardas o feofíceas, y en las zonas más profundas las algas rojas o rodofíceas.

En las zonas de costa, las macroalgas son fundamentales para proporcionar refugio y alimentación a multitud de especies acuáticas.

Tipos de algas

Debido a la gran amplitud de características de estas plantas marinas, existen multitud de formas de clasificarlas, no obstante, la clasificación de las algas más común se realiza según su pigmentación:

  • Algas verdes o cianofíceas: Su color se debe a la acumulación de enteroxantina, luteína y violaxantina, y además son ricas en clorofila A y B. Pueden ser pluricelulares (bentónicas) o unicelulares (planctónicas). Al rededor de un 90% de estas algas habitan agua dulce y solo el 10% restante son algas marinas.
    algas verdesA partir de ellas evolucionaron las plantas terrestes y este es el motivo por que en ciertos contextos se las clasifique dentro del reino Plantae. Algunos ejemplos de algas verdes o cianofíceas son: Caulerpa taxifolia, Cladophora, Acetabularia acetabulum, Caulerpa prolifera, Halimeda tuna, Ulva lactuca (más conocida como lamilla o lechuga de mar), Codium vermilara, Codium bursa, Chlorella o la Espirulina o Spirulina.

 

  • Algas pardas, marrones o feofíceas: La coloración de estas algas se debe a la existencia de fucoxantina y flavoxantina, poseen clorofia A y C y son pluricelulares. Este tipos de alga lo encontraremos principalmente en agua salada, y pueden vivir tanto flotando en el mar, como fijadas al propio lecho marino.
    alga-pardaAlgunas de las algas pardas más comunes son: Colpomenia sinuosa, Dictyota dichotoma , Cystoseira mediterranea, Padina pavonica, Kombu (Saccharina japonica), Nori (Porphyra umbilicalis) y Wakame (Undaria pinnatifida).

 

  • Algas rojas o rodofíceas: Su color se debe a los pigmentos como neoxantina, luteína, carotenos, y principalmente en ficoeritrina y ficocianina. Son pluricelulares y en su mayoría son algas marinas. Algunas de estas algas rojas contribuyen a la formación de arrecifes y corales debido a su acumulación de carbonatos que les proporcionan una rigidez similar a las rocas.Algas rojasFinalmente al igual que las algas verdes, en ocasiones se las encuendra en el reino plantae.Algunos ejemplos de algas rojas serían: Nemalion helmintoides, Asparagopsis armata,  Jania rubens, Ceramium rubrum, Porphyra, Corallina elongata, Agar-Agar y  Dulse entre otras.

 

  • Algas doradas o crisofíceas: Principalmente son organismos unicelulares y suelen presentar esqueletos silíceos, como las diatomeas. Poseen una gran importancia en el plancton marino, ya que es una importante fuente de alimento para muchas formas plactónicas.alga dorada
  • Algas azules o cianofíceas: Estas algas marinas son organismos procariotas muy primitivos y abundan en condiciones ecológicas muy adversas.

    lago con algas azules
    El «Lago Azul» en Islandia debe su color y nombre a las algas azules.

Se calcula que pueden pueden tener unos 3500 millones de años de antigüedad, y contribuyeron en gran medida a incrementar el oxígeno de una atmósfera que carecía de el. Probablemente gracias a ellas, estemos hoy aquí.

Otra forma de clasificar las algas es mediante su forma: filamentosas, con forma de cinta, forma cilíndrica o con forma de arbusto, aunque esta clasificación es menos común.

Estructuras de las plantas marinas

Las algas pluricelulares no cuentan con los tejidos complejos que las plantas vasculares si poseen. A pesar de no tener un tallo, hojas y raíces como tal, las algas cuentan con estructuras similares pero con cierta variación, por ello se utiliza una terminología diferente:

  • El rizote o pie en las algas sería el equivalente a una raíz en una planta bascular. Su utilidad es la de fijar al alga a cualquier superficie, ya sea una roca, un animal, etc., pero en ningún caso lo utilizará para asimilar nutrientes.
  • El estipe se refiere a la parte del alga equivalente al tallo en las plantas. Puede ser una estructura corta en la base de la misma, o una gran estructura que ocupa prácticamente todo el cuerpo de este organismo.
  • Las láminas, serían el equivalente a las hojas. Según el tipo de alga, pueden poseer una única o múltiples láminas. Su situación varía desde estar localizadas en los extremos del estipe, o unidas directamente al rizote.

Respecto a su tamaño, estas plantas marinas, pueden encontrarse en forma de microalgas, unicelulares y microscópicas, así como macroalgas de gran tamaño, como el Kelp gigante (Macrocystis pyrifera), que puede alcanzar más de 50 metros de largo. Aquí os dejamos un vídeo de este último 😉

Reino protista: diferencia entre algas y protozoos

En el reino protista o protoctista no solo se encuentran las algas. En él tambien nos encontramos con otros organismos eucariotas: los protozoos. ¿Quieres saber en que se diferencian de las algas?

Los protozoos son organismos eucariotas unicelulares que se alimentan de materia orgánica. En su cuerpo no existe diferenciación de tejidos y está delimitado por una membrana plasmática. Además solo son visibles al microscopio y viven en medios acuáticos o en líquidos internos de organismos de mayor tamaño, en este último caso causando enfermedades a los mismos. Su método reproductor es por bipartición o esporulación.

Los protozoos se clasifican en diferentes clases según su estructura: Flagelados (alargados y con 1 o 2 flagelos), ciliados (con muchos más flagelos y mucho más pequeños), rizópodos (prolongaciones  temporales similares a falsos pies) y esporozoos (se mueven por contracciones del cuerpo).

Las algas por su lado son seres eucariotas unicelulares o pluricelulares pero a diferencia de los protozoos se alimentan de materia inorgánica (CO2, agua y sales minerales) en la realización de la fotosíntesis. Todas sus células son del mismo tipo y su pared exterior es un tejido permeable, por ello se produce su desecación fuera de medios acuosos o húmedos. Además, respecto a su tamaño existen algas microscópicas y macroscópicas. Su reproducción puede ser asexual (mediante bipartición, fragmentación o esporas) o sexual (mediante gametos).